Champagne
Boërl & Kroff


Ya hace veinte años Boërl & Kroff comenzó su andadura. Empezó a mediados de los años noventa, cuando dos amigos, Stéphane Sésé y Patrick Sabaté de la infancia fascinados por los mejores vinos franceses tuvieron la idea completamente disparatada de crear, para su propio disfrute, un vino de Champagne que provocara en ellos la misma sideración sensorial que la que vivieron cuando descubrieron los mejores vinos tintos de Burdeos y Borgoña. El mago de Urville, Michel Drappier, aceptó responder al desafío.

Así que el primer magnum vio la luz en 1995.
Un elixir inclasificable.

Pero no podrán encontrar más información porque Boërl & Kroff no comparte los secretos de su arte.

Registrarse


Para adquirir un Boërl & Kroff , registrese por favor